Avenida Larco e Hija de la laguna

avenida larco Hija_de_la_laguna-poster

Aparte de compartir el género y la fecha de estreno, estos dos documentales tienen muy poco en común. Entre las muchas cosas que los diferencian, está también sus estrategias de distribución. Avenida Larco consiguió un estreno masivo en 28 salas, equivalente al de una película promedio de Hollywood, pero después de la primera semana sólo sobrevive en una pantalla. La hija de la laguna, a pesar de haber ganado el premio de distribución del Ministerio de Cultura, sólo consiguió 4 salas (incluyendo una en Cajamarca), pero logró reunir casi la misma cantidad de público que su “competidora” y se mantiene firme en los mismos espacios en la segunda semana.

Avenida Larco

A veces una película puede ser más importante por las puertas que abre que por sí misma. Avenida Larco inaugura el largometraje rockumental en nuestra cartelera. Y lo hace con un proyecto de proporciones épicas, ya que este es el primero de una serie de 13 (!) documentales que su director, Antonio Rodríguez, planea dedicar a las bandas más representativas de la historia del rock peruano. Es posible que ante los exiguos resultados de la taquilla, los tributos a bandas como La Sarita, Río, Uchpa, Mar de copas o Amén tengan que pasar un tiempo en el congelador, pero es innegable que bandas como estas merecerían ser plasmadas en la pantalla grande si es que queremos construir en serio una historia del rock peruano. Este género documental es bastante estándar en EEUU desde los años 70, tanto en cine como en series de TV. Algunos de ellos, como los de Michael Jackson y Kurt Cobain incluso han llegado a nuestra cartelera.

La película muestra la historia de esta banda icónica del rock nacional, a través de entrevistas, archivos de televisión y grabaciones de conciertos de distintas épocas, aunque con mayor lucimiento del “Concierto para la historia” organizado expresamente para el documental, y que reunió a los vocalistas de todas las épocas de Frágil. Es por esto que el presupuesto del filme llega a los S/. 800 000, que ciertamente no se recuperarán ni mínimamente con la exigua taquilla, pero deseamos que el concierto haya sido más auspicioso económicamente para los productores.

Lo que hace mejor la película es contar la compleja historia de los múltiples cantantes de la banda y mostrar la tensa colaboración entre el vocalista más característico del grupo, Andrés Dulude, y el trío de los miembros fundadores: Tavo Castillo, Luis Valderrama y César Bustamante. Faltó quizás hurgar un poco más en el conflicto en las preguntas, pero cuando Dulude, que no pertenece a la banda desde el 2012 por propia decisión, dice: “Yo soy tan Frágil como cualquiera [de ellos]” connota, sin quererlo, la fragilidad de sus vínculos con la banda en el mismo momento en que quiere resaltarlos. De ahí viene el nombre del grupo: frágil es la magia de la música. Ellos cuentan que cuando estaban abstraídos escuchando un disco alguien tocaba la puerta y se rompía el encanto para bajar ramplonamente a tierra. Parece que a más de nombrarla, la fragilidad marcó su destino: es curioso que una de las bandas más canónicas del rock nacional se (auto)perciba como un proyecto inacabado, como que pudieron haber llegado más lejos aún de no haber tenido tantos incidentes con los cantantes. Las anécdotas son buenas, las canciones también y los acompañamientos de la cámara a los rockeros en calles de Breña y Miraflores muy pertinentes y bien ejecutadas.

Lo que funciona menos bien en la película es su ambición de querer dar un retrato de época a través de reportajes de televisión mal escogidos, porque no muestran el día a día sino ‘balances’ de época que no logran conectarse con la historia central. En contraste, las apariciones de la banda en distintos programas de televisión sí logran transmitir el sabor de época y desatar la nostalgia.

La hija de la laguna

Tito Cabellos es un documentalista comprometido, que ha dedicado la mayor parte de su carrera a defender una causa: la antiminería, o si quieren, la denuncia de los perjuicios y abusos provocados por la minería. Choropampa, el precio del oro, sobre un derrame de mercurio de Yanacocha, contribuyó no en poco al protagonismo que ha adquirido el exsacerdote Marco Arana dentro del ala radical de la izquierda en nuestro país. Tambogrande: mangos, muerte, minería contrasta la idílica agricultura con la tóxica y destructiva minería.

Esta vez cambia de estrategia, y en ello acierta: en vez de priorizar el conflicto social como en los dos anteriores, se enfoca en un personaje cuya relación con la naturaleza, y en particular con la laguna amenazada por la minería, es orgánica y sensible. Nélida logra comunicarnos que su lucha no es (sólo) por la belleza de la laguna ni por las necesidades prácticas que resuelve, sino por su conexión espiritual con ella, que es parte de su cosmovisión.

Hay distintas formas de hacer documental: desde la poetización de la realidad como en los documentales de Herzog hasta su registro (casi) neutral como en el cinema verité; desde la exploración del mundo y el planteamiento de preguntas hasta la ilustración de ideas y el proveimiento de respuestas. Este es un documental militante, que ni siquiera pretende convencer al espectador dubitativo de la justeza de su postura, sino que predica a los convertidos: es necesario compartir las premisas ideológicas del autor para que se desencadene el efecto poético. Didácticamente, nos explica cómo la minería tiene consecuencias fatales en diversos escenarios: en el altiplano boliviano, en donde la minería formal ha dejado la tierra seca y el agua escasa (aunque la explotación minera actual a cargo de comuneros y comuneras complejiza el asunto); en la selva amazónica, en donde la minería informal deja una devastación aún más cruel que la minería de la gran empresa. Esta es la amenaza que se cierne sobre los cerros aún verdes y las aguas aún claras de la laguna de Cajamarca, y el otro lado del problema no sólo no está representado sino que no es siquiera concebible. La película tiene el acierto de incluir también el final de la cadena productiva del oro: las bellas joyas que se venden en Holanda y la historia de una joyera conciente que viene hasta Perú para buscar oro limpio sólo para encontrarse con el horror de la minería informal.

Celebramos la perseverancia del género documental en el Perú, así como su heterogeneidad. El acercamiento directo a la realidad es complementario de las estrategias y metáforas de la representación y la ficción para poder mostrar y comprender ese complejo entramado que forma nuestro país.

Anuncios

Acerca de jdetaboada

Arequipeño. Sanmarquino. Doctor en Literatura en Harvard University. Especialista en cine latinoamericano. Profesor en UPC e Investigador en Casa de la Literatura Peruana. Miembro fundador de AIBAL. Email: jdetaboada@yahoo.com.ar
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Avenida Larco e Hija de la laguna

  1. Pingback: La última noticia | Palabras mayores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s