Nolan, Netflix y el héroe impensado

nolan netflix 2

Jorge Luis Ortiz Delgado

Centro de Estudios Liberales

 

Si Christopher Nolan dirigiera algún festival de cine en donde se presentasen producciones de Netflix, estrenadas en dicha plataforma, el prestigioso director (llamado por la crítica como “el nuevo Kubrick”), no aceptaría su inscripción porque según su concepto cinematográfico, no las considera películas: “¿A quién le importa Netflix? No creo que afecte a nada, no es más que una moda, una tormenta en una taza de té. Lo que ha definido siempre una película es que se vea en un cine. Ni más ni menos. Así que el hecho de que Netflix esté haciendo películas para televisión y que compitan en los Oscar o en el Festival de Cannes sólo significa que utiliza el cine como un arma de promoción. Si yo dirigiera un festival de cine no las aceptaría porque no son películas”.

Burkhard Voiges, un amante del séptimo arte, ha alimentado su afición a tal punto que ha invertido alrededor de un millón y medio de euros de su peculio en el diseño de tres pequeñas, elegantes y cómodas salas de cine, con proyección digital para que los cinéfilos, atraídos últimamente por la competencia vía streaming, puedan disfrutar de la pasión que él mismo promueve, fuera de sus hogares: “Para mí Netflix es más un reto que un competidor. Aquí se viven las películas de otra manera. La sala de cine es un espacio que la gente comparte para disfrutar de un filme que les emociona. Y esa es nuestra ventaja. Aquí hay comunicación entre los espectadores.  Eso es lo que tenemos que fomentar”.

Voiges ha acondicionado el cine Eiszeit de Berlín con un bar y un restaurante para que los espectadores puedan compartir, luego de ver una película, momentos adicionales de plática, en donde, por cierto, pagarán algunos euros más por el consumo. Por supuesto que el factor de diferenciación de estas salas radica en ofrecer películas de autor, es decir, producciones alejadas de la cartelera comercial de las grandes cadenas. Muy pronto, como se dio a conocer en un reportaje que la DW le hizo a esta iniciativa audiovisual, cada una de estas salas tendrá un perfil de proyección especializada que permitirá definir y aprovechar las ventajas de la segmentación de mercado: sala de documentales, sala de cine latinoamericano y más.

Nolan y Voiges son dos afanosos soldados entregados a la causa de la filmografía. Quizá pocos como ellos viven de manera única la proyección de una película rodeados de ese clima especial que sólo una sala oscura de cine propone. Sin embargo, su respuesta ante la competencia y las nuevas tecnologías los distancia: Nolan escoge el camino de la aniquilación o la rendición, como algunos de sus más sombríos personajes, y Voiges se encumbra como el héroe impensado que mantiene viva la centenaria llama del cine, conciliándose con la modernidad.

Anuncios

Acerca de jdetaboada

Arequipeño. Sanmarquino. Doctor en Literatura en Harvard University. Especialista en cine latinoamericano. Profesor en UPC e Investigador en Casa de la Literatura Peruana. Miembro fundador de AIBAL. Email: jdetaboada@yahoo.com.ar
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s